miércoles, 7 de agosto de 2019

LA MONARQUÍA DEL MIEDO

Martha Claven Nussbaum es una filósofa estadounidense cuyos intereses se centran, en particular, en la filosofía antigua, la filosofía política, la filosofía del derecho y la ética. Durante los años ochenta, Nussbaum colaboró con Amartya Sen (Premio Nobel de Economía) en temas relacionados con el desarrollo económico y la ética. Junto con Sen, promovió el concepto de "capacidades funcionales" humanas (derechos o libertades sustanciales como la posibilidad de vivir una vida digna, de llevar a cabo transacciones económicas, o participar en actividades políticas) como partes constitutivas del desarrollo humano, al tiempo que identificó la pobreza como una privación de las mismas.


Nussbaum participó con otros intelectuales en debates sobre temas morales que afectan a la vida cotidiana de los seres humanos. Por otra parte, también fueron importantes sus obras y sus acciones en defensa de los derechos de la mujer. En su libro El ocultamiento del humano: repugnancia, vergüenza y ley, realizó un profundo y sólido estudio de las emociones, algo que ya había empezado a vislumbrarse en obras anteriores suyas. Allí intenta definir si el miedo, la vergüenza, la gratitud y el rencor son impulsos racionales o simplemente sentimientos vinculados con nuestra manera de ver el mundo; por otra parte se pregunta, también, si estas emociones son universales o se varían dependiendo de los entornos culturales y se dictas emociones se aprenden y, en caso de que así había sido, se pueden " desaprenderse" las que resultan ser equivocadas. 
Vinculando la filosofía, el derecho y la vida política, acaba de publicar su nuevo libro La Monarquía del miedo, en el que aborda el papel de las emociones en la vida política actual. Estamos en una época, dice,
en que las personas se sienten desamparadas, sin control de sus vidas, con miedo al futuro. Estos sentimientos tienen una base real y objetiva pues, entre otras realidades, los costes de la educación superior aumentaron, los ingresos económicos de las clases medias mermaron, se deterioró su salud y cayó su esperanza de vida. Pero si nos dejamos dominar por esos sentimientos, insiste Nussbaum, agravamos los problemas, pues fácilmente se transforman en inculpaciones y expiaciones, en fantasías revanchistas, en envidia hacia los más afortunados pasando a culpar de toda esta situación a los inmigrantes, minorías raciales y a las mujeres. 
Así, Nussbaum realiza un fascinante análisis sobre como el miedo es el origen y sustento de otros sentimientos tales como la rabia, el disgusto, la envidia, el sexismo o la misoginia. Pero, además de resaltar el papel que juegan estos sentimientos en la vida política, quizá el mensaje central de su libro es que no debemos responder a la rabia con rabia, a la envidia con envidia o al odio con odio. Al miedo y a sus sentimientos derivados tenemos que responder con políticas y acciones fundamentadas en la esperanza y en el amor. Y esas emociones pueden ser construidas y alimentadas con el diálogo y la deliberación constructiva, con movimientos de protesta organizados y respetuosos, con el cultivo de las artes e incluso con los mensajes procedentes de las religiones. 
En definitiva, para esta autora, el miedo puede desestabilizar y fragmentar una comunidad, atenazar y bloquear la deliberación racional e impedir la cooperación constructiva de un futuro mejor, por lo que insiste en la necesidad de tomar cierta distancia del cotidiano con el fin de perseverar en la construcción de una esperanza inclusiva y afectuosa. Las recomendaciones filosóficas de Sócrates, Platón, Aristóteles, Cicerón, Kant o Gandhi serían excelentes referentes para ese viaje (nos sugiere).

Versión en lingua galega do artigo publicado no xornal "El Progreso" con data do 22 de xuño do 2019:

"Martha  Craven  Nussbaum é unha filósofa estadounidense cuxos intereses céntranse, en particular, na filosofía antiga, a filosofía política, a filosofía do dereito e a ética. Durante os anos oitenta,  Nussbaum colaborou con  Amartya  Sen (Premio Nobel de Economía) en temas relacionados co desenvolvemento económico e a ética. Xunto con Sen promoveu o concepto de "capacidades funcionais" humanas (dereitos ou liberdades substanciais como a posibilidade de vivir unha vida digna, de levar a cabo transaccións económicas, ou participar en actividades políticas) como partes constitutivas do desenvolvemento humano, á vez que identificou a pobreza como unha privación das mesmas. Nussbaum participou con outros intelectuais en debates sobre temas morais que afectan á vida cotiá dos seres humanos. Por outra banda, tamén foron importantes as súas obras e as súas accións en defensa dos dereitos da muller. No seu libro O ocultamiento do humano: repugnancia, vergoña e lei, realizou un profundo e sólido estudo das emocións, algo que xa empezara a albiscarse en obras anteriores súas. Alí  tenta definir se o medo, a vergoña, a gratitude e o rancor son impulsos racionais ou simplemente sentimentos vinculados coa nosa maneira de ver o mundo; pregúntase se estas emocións son universais ou se varían dependendo das contornas culturais e se ditas emocións apréndense e, no caso de que así fora, se poden " desaprenderse" as que resultan ser equivocadas. 
Vinculando a filosofía, o dereito e a vida política, acaba de publicar o seu novo libro A Monarquía do medo, no que aborda o papel das emocións na vida política actual. Estamos nunha época, di, en que as persoas séntense desamparadas, sen control das súas vidas, con medo ao futuro. Estes sentimentos teñen unha base real e obxectiva pois, entre outras realidades, os custos da educación superior aumentaron, os ingresos económicos das clases medias minguaron, deteriorouse a súa saúde e caeu a súa esperanza de vida. Pero se nos deixamos dominar por eses sentimentos, insiste  Nussbaum, agravamos os problemas, pois facilmente transfórmanse en inculpacións e  expiaciones, en fantasías  revanchistas, en envexa cara aos máis afortunados pasando a culpar de todo esta situación aos inmigrantes, minorías raciais e mesmo ás mulleres. Así,  Nussbaum realiza unha fascinante análise sobre como o medo é a orixe e sustento doutros sentimentos tales como a rabia, o desgusto, a envexa, o  sexismo ou a misoxinia.
Pero, ademais de resaltar o papel que xogan estes sentimentos na vida política, quizá a mensaxe central do seu libro é que non debemos responder á rabia con rabia, á envexa con envexa ou ao odio con odio. Ao medo e aos seus sentimentos derivados temos que responder con políticas e accións fundamentadas na esperanza e no amor. E esas emocións poden ser construídas e alimentadas co diálogo e a deliberación construtiva, con movementos de protesta organizados e respectuosos, co cultivo das artes e mesmo coas mensaxes procedentes das relixións. En definitiva, para esta autora, o medo pode desestabilizar e  fragmentar unha comunidade,  atenaza e bloquea a deliberación racional e impide a cooperación construtiva dun futuro mellor, polo que insiste na necesidade de tomar certa distancia do cotián co fin de perseverar na construción dunha esperanza inclusiva e afectuosa. As recomendacións filosóficas de Sócrates, Platón, Aristóteles, Cicerón, Kant ou Gandhi serían excelentes referentes para esa viaxe."


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog.