viernes, 1 de marzo de 2019

TOMAR LA ÉTICA EN SERIO



En octubre del año pasado fue aprobada en el Congreso de los Diputados por unanimidad (milagro político) una proposición no de ley por la cual se reforzaba la presencia de la asignatura de Filosofía en la enseñanza secundaria. En concreto, la proposición que aprobaron por consenso (nuevo milagro) todos los grupos políticos que formaban parte de la Comisión de Educación y Formación Profesional solicitaba que Filosofía e Historia de la Filosofía se convirtieran en materias comunes y obligatorias en el Bachillerato y que la asignatura de Ética (todas ellas eliminadas parcialmente en la actual LOMCE) se incorporase como asignatura común y obligatoria en 4º de la ESO. El objetivo consistía en incluir un ciclo formativo en Filosofía secuenciado de forma coherente y cronológica durante los últimos tres cursos de la Secundaria, de forma análoga a lo que sucede en otras materias.
        Lamentablemente, en el anteproyecto de reforma de la LOMCE que el Ministerio de Educación ha hecho público recientemente, desaparece la Ética como asignatura común y obligatoria en 4º de la ESO incumpliendo el pacto educativo previo y el acuerdo político que había decidido incorporar dicho ciclo educativo de Filosofía y homologando (asimétricamente, eso sí) a la Filosofía con el resto de las materias comunes y obligatorias. Y obviando, como si fuera un asunto menor, la presión y el consenso social que reconocía la necesidad de elevar el status académico de dicha disciplina.

lunes, 4 de febrero de 2019

FILOSOFÍA PLURAL



En noviembre del año pasado apareció, por fin, en las librerías el libro Filosofía en plural, una recopilación de diversos artículos publicados y escritos por los miembros del Grupo Doxa de Filosofía en el periódico El Progreso de Lugo, concretamente en la columna semanal O voo da curuxa. Los artículos recopilados fueron escritos entre los años 2012 y 2017.

El libro ha sido editado por el servicio de publicaciones de la Diputación de Lugo, a la que tenemos que agradecer (como miembros de Doxa) el esfuerzo y el interés que siempre demostraron en dicha publicación. También corresponde agradecer a la familia que forman El Progreso la posibilidad de seguir participando como columnistas entre sus páginas y el valor que realmente demuestran al incorporar la reflexión filosófica dentro de su sección de opinión, acercando, así, al posible lector, la Filosofía y su aplicabilidad a las circunstancias de la vida cotidiana. En el libro se incluye un prólogo de Lois Caeiro, director de El Progreso, un Epílogo firmado por Antonio Campillo, ex-presidente de la Red Española de Filosofía y Catedrático de Filosofía en la Universidad de Murcia, además de la copia de las actas de formación del Grupo Doxa que datan de los años 1989 y 1991.

sábado, 26 de enero de 2019

MARTÍN LUTERO Y LA MODERNIDAD

Martín Lutero fue el principal artífice de la Reforma Protestante, un fenómeno histórico complejo en el que destaca el día en que Lutero proclamó sus 95 tesis en las puertas de la catedral de Wittemberg en 1517. Pero su movimiento reformador fue también posible gracias a diversos hechos acaecidos en la tardía Edad Media como, por ejemplo, el nominalismo de Ockham que comenzó a agrietar la estructura teológica y filosófica de Tomás de Aquino (la “via antiqua” tomista); el auge de los nuevos estados nacionales iniciado en el “otoño medieval” que ayudó a que el poder secular fuera ganando terreno a la Iglesia; el desplome del Imperio germánico en el siglo XIII al que le siguió el ocaso del poder temporal del papado cuyo nepotismo y pérdida de valores espirituales fueron severamente criticados por el propio Ockham, Marsilio de Padua o Wiclef. La Reforma de Lutero en Alemania fue consecuencia de un movimiento cultural, teológico y filosófico incipiente dos siglos antes al que se le sumó el Renacimiento y el Humanismo de inspiración clásica dando lugar a una época centrada en el descubrimiento del hombre y del mundo y cuestionadora de cualquier tutela clerical. 

sábado, 19 de enero de 2019

DIVULGAR LA FILOSOFÍA

En muchas ocasiones la filosofía se hace incomprensible para muchos lectores. La utilización de un lenguaje excesivamente críptico por arte del filósofo, la dificultad intrínseca para comprender el sentido de algunos conceptos filosóficos abstractos y la creencia (por parte de ciertos filósofos) en que "cuanto más oscuro, más asombro a mis lectores" (u oyentes), no facilitan la intelección de la filosofía como una disciplina útil, necesaria e incluso divertida.

Creo que era Ortega y Gasset el que intentaba inicialmente explicar a su alumnado algún concepto fundamental de una manera simple y sencilla; cuando el alumnado lo entendía, Ortega les decía: "bien, entonces, intentemos oscurecerlo (el concepto, claro)". Sabemos que Ortega y Gasset era especialista en "diseccionar una mosca en pleno vuelo" con una precisión única, pero lo importante de esta anécdota estriba en la necesidad de divulgar la filosofía, intentar hacerla comprensible y accesible al gran público. 

Y eso es lo que creo que ha intentado hacer el Doctor y Catedrático Marcelino Agís Villaverde al publicar su libro La Historia de la Filosofía -como nunca te la habían contado-, editado por "Hércules de Ediciones" el año pasado (2018).

El libro consta de 275 páginas, de las cuales 20 están dedicadas a la bibliografía utilizada en la elaboración del libro, lo que indica que el autor, a la vez que intenta divulgar la Filosofía, lo hace con rigor y erudición.

sábado, 29 de diciembre de 2018

ÉTICA DE LA POLÍTICA


La relación entre la ética y la política resulta ser un debate clásico y también de gran actualidad ya que la tensión que existente entre ambos conceptos permite dilucidar algunas de las causas o consecuencias del mundo que estamos viviendo hoy en día.
Recientemente Plaza y Valdés acaba de editar el libro Ética de la Política en John Stuart Mill y George Grote. Los dos textos incluidos en esta edición abordan un tema que se revela cada vez más importante: la ética de políticos y gestores.
"El gobernante" de Taylor es una recensión escrita por John Stuart Mill y George Grote, siendo este último un destacado utilitarista discípulo directo de Bentham, político activo y autor de varias obras de teoría política, además de uno de los grandes historiadores experto en la Grecia Antigua. El texto no trata del político afanado en la dirección de un Estado, sino del político de segundo nivel o gestor público. Los problemas morales característicos de este ámbito no conciernen a decisiones trascendentales de largo alcance, sino más bien a «siniestros intereses» egoístas a los que puede rendirse este tipo de político y a asuntos cotidianos que amenazan con «mantenerle enterrado bajo una losa de rutina».